La Justicia de Lenguaje

En los últimos años, Move to End Violence ha profundizado su compromiso con la Justicia de Lenguaje y nuestro entendimiento de cómo la Justicia de Lenguaje es parte de la lucha por la liberación. Para nosotras, la Justicia de Lenguaje se basa en las siguientes creencias:

  1. Todas las personas deben poder comunicarse en el idioma y acento con que se sienten más cómodas y completas.
  2. Los pueblos marginados por cuestiones de raza, género, clase social, región, idioma y dialecto deben tener igual acceso para ser participantes activos y comprometidos, al igual que líderes, en la lucha por el cambio social, la equidad y la liberación.
  3. Nos permite profundizar relaciones y crear nuevas posibilidades para una solidaridad auténtica y sostenida.
  4. Expande nuestro análisis, nuestras metodologías y nuestras imaginaciones colectivas. 

 

Vivimos en un contexto donde a las personas se les desanima de hablar sus lenguas maternas, donde a la gente se le castiga, criminaliza y discrimina por hacerlo, donde miles de lenguas indígenas han desaparecido forzosamente a lo largo del mundo. La injusticia de lenguaje perpetúa la violencia al silenciar, borrar y deshumanizar a poblaciones enteras de personas. La Justicia de Lenguaje nos permite interrumpir privilegios y colonización, desafiando la dominancia del inglés y el conocimiento, la comunicación y el liderazgo que privilegian lo occidental. 

También es una de las muchas formas en que buscamos asegurar que todas las personas tengan lo que necesitan para entender y participar completamente en nuestros espacios, ayudando así a derrumbar el aislamiento y fomentar la conexión. Es algo que estamos en un proceso de aprender, practicar y experimentar. Esto se ha manifestado en nuestra programación de varias maneras – desde tener letreros de bienvenida en varios idiomas en nuestros encuentros, hasta alentar que las participantes hablen en el idioma en el que se sientan más cómodas, independientemente de si las demás personas entienden o no, hasta añadir un botón de “traducción” en nuestro sitio web. Mientras continuamos aprendiendo, damos la bienvenida a sus comentarios, sus sugerencias y su retroalimentación, por favor contáctenos en info@movetoendviolence.org

Como parte de este proceso de experimentación, hemos hecho un compromiso más profundo con el idioma español, particularmente en nuestro micrositio, nuestros materiales de solicitud para la cohorte, y en blogs y videos sobre nuestro más reciente Intercambio Internacional. Esto lo hacemos con base en la demografía de Estados Unidos y las personas de la comunidad de MEV, donde tenemos colaboraciones y relaciones, y donde tenemos experiencia y pericia. Reconocemos que la decisión de escoger el español es compleja. MEV es consciente de la tensión que existe en que el español es un idioma que utilizaron los colonizadores con la intención de erradicar completamente las lenguas, pueblos, formas de ser y culturas indígenas, desde el continente de África a las Américas y el Caribe. Constantemente batallamos contra su violenta historia que aún vive de forma muy real en nuestra memoria celular y nuestras familias. Hemos decidido lidiar con esta complejidad por el bien de nuestros movimientos sociales.

Nuestro aprendizaje construye sobre el de tantas otras organizaciones y colectivos que por años han estado haciendo este trabajo y haciendo un llamado para que más grupos y personas se unan a esta lucha, y sobre el de la membresía de la comunidad de MEV que ha enunciado sus preocupaciones y nos ha pedido que hagamos un mejor trabajo. Ofrecemos un agradecimiento especial a:

    • Antena Los Ángeles
    • Caracol Language Cooperative / Cooperativa de Lenguaje Caracol
    • Catalina Nieto de Southerners on New Ground 
    • Center for Participatory Change
    • Communities Creating Healthy Environments
    • Highlander Research and Education Center
    • Just Communities / Comunidades Justas
    • Matahari Women Workers’ Center
    • Las personas indígenas, personas negras y demás personas de color de nuestras comunidades que han encontrado maneras de mantener sus acentos y lenguas vivas, y que han encontrado nuevas maneras de comunicarse y organizarse con palabras, bailes, música, arte y espíritu.