Movement Maker Perfiles: Paris Hatcher

Movement Maker Perfiles: Paris Hatcher

In English

Paris Hatcher

Retrato de Paris
Arte por lizar_tistry

Paris es la fundadora y directora de Black Feminist Future, una organización feminista negra nacional que amplifica y construye el poder de les líderes, organizaciones y movimientos feministas negros. En esta capacidad, también forma parte del equipo de liderazgo del Movement for Black Lives.

¿Quiénes son tu gente?

Mi gente son la gente Negra del sur, en particular, la gente Negra de Carolina del Norte. Mi gente ha estado en Carolina del Norte desde cuando nos robaron de África y nos trajeron aquí, a EE.UU. Mi gente ama la tierra. Mi gente son les educadores. Las personas que presionan a les demás para obtener algo. Quienes se abren oportunidades donde no las hay. Son educadores. Son feministas. Son personas ruidosas. Elles saben divertirse, aman la comida, encuentran la alegría, les encanta embellecer las cosas, las personas cuir y trans, gente que embellece las cosas. Yo creo que eso es importante.

Mi gente está en todas partes, especialmente en la diáspora, donde quiera que haya habido una resistencia. Tienen corazones muy grandes y quieren hacer la diferencia en el mundo de cualquier modo que puedan, y realmente les gusta divertirse y, en verdad, reunir a la gente para pasársela muy bien. También, tienen grandes visiones y sueños. Las cosas que elles piensan e imaginan, les demás creen que simplemente son imposibles.

¿Qué te trae a este trabajo?

Siempre he sentido el llamado. Cuando era pequeña, quería hacer la diferencia. Creo que para mí, lo que resalta como un momento realmente importante en mi vida es cuando me enteré de las sentadas que sucedían en Greensboro, por parte de gente joven, de los estudiantes jóvenes, de los Cuatro de Greensboro. Supe de ellos cuando yo tenía nueve años. Entré a un concurso sobre su legado porque, en esa época -era 1990- habían pasado 30 años desde las sentadas y yo estaba asombrada de que pudieras hacer algo así para cambiar el mundo.

Yo dije, “Yo quiero hacer algo así. Quiero ser parte de algo como eso”. Me criaron en una iglesia y en una comunidad de Greensboro que era muy activa. Creo que ese activismo y también el pensar en les demás siempre estuvieron cosidos a mi vida. Mi hermano destacaba en los deportes. Yo también jugué fútbol en un equipo cuando era chica.

Siempre había un niño extra con nosotres que era uno de los jugadores del equipo cuya mamá o no podía recogerlo o asegurarse de que comiera; yo siempre asegurándome de que la gente recibiera atención y cuidados. Siempre había alguno. Siempre puedes extender lo que tienes. Siempre puedes asegurarte de que alguien reciba atención y cuidados. Siempre puedes pensar más allá de ti misme.

Pienso en el amor profundo, profundo, profundo y duradero de mi gente y en lo que ha sido posible. Pienso en el legado de esta labor y en lo que ha significado para la gente el simplemente sentirse llamada. Sí se siente como un llamado. Cuando la gente se siente así en torno a diferentes tipos de llamados. Definitivamente, se siente como un llamado. No es un empleo o trabajo. Aunque sí implica trabajo, no es un empleo, ¿sabes?

¿Qué aspecto de tu trabajo en el movimiento te trae alegría?

Me encanta llevar alegría, me encanta el deleite y la alegría. Creo que eso es lo que amo. Lo que me trae alegría es lo que sucede cuando reúnes a la gente y observas lo que pasa, literalmente observas la transformación, ves las relaciones, ves a la gente transformarse justo frente a tus ojos, estableciendo relaciones profundas unes con otres y haciendo compromisos. Hasta la fecha, aún estoy dentro de algunas de esas relaciones y compromisos tan profundos o bailando en la pista de baile o jugando un juego de asesines. Es ser capaz de mantener a flote nuestro trabajo con alegría y deleite porque este trabajo es muy difícil. Es muy agotador. Tengo un gran factor de alegría en el trabajo que realizo, quiero que la gente en verdad sienta la alegría en los espacios que yo creo. Pongo atención en eso.

¿Qué movimientos estás haciendo para terminar la violencia?

Pienso que es fácil sentirse muy abrumada y asustada y con miedo, particularmente para mí cuando pienso en la violencia patriarcal, pues yo sé cómo esta te afecta como persona, como sobreviviente. Creo que de muchas maneras, sí, es supervivencia personal interna, pero también es que estamos sobreviviendo a una cultura que todo el tiempo te dice: “no salgas, no hagas esto, no te pongas esto, no hagas esto” y literalmente te hace tener miedo de estar en el mundo.

Mi trabajo es prueba de ello, de dejar de ser el statu quo, la forma entendida de estar en el mundo, de que las mujeres, las niñas y las personas de género expansivo no estamos condicionades a tener miedo. No tenemos ninguna razón para tener miedo. Creo que la diferencia es que incluso cuando no quieres tener miedo, allí está la verdadera realidad de lo que sucede. Parte del trabajo que estoy haciendo es, estoy muy interesada y tengo una meta a 25 años, esperando impactar en la violencia patriarcal, disminuyéndola.

Estamos haciendo parte del trabajo en nuestra mesa, la mesa para abolir la violencia patriarcal, el trabajo del que he sido parte al crear esta definición de violencia patriarcal. Hemos creado esta mesa dentro de M4BL. Para mí, fue realmente importante que estuviera incorporada porque es una de las principales causas de muerte de las mujeres Negras, y en particular, las mujeres trans. No solo queremos decir, “la vemos, somos testigues”, sino que también queremos decir, “La vamos a abolir, chingados”.

Eso es. Creo que, también, tener conversaciones difíciles, creo que este trabajo sucede a todos los niveles. Eso es algo de lo que hablamos en BFF, que– el desafío de este trabajo es que es muy íntimo. En nuestras vidas, tratamos con personas de todos los géneros. Una parte importante de todo lo que hablamos en relación a romper con el patriarcado, y ese es el trabajo en cuanto a hacer jugadas para acabar con la violencia, es, “Sí, necesitamos romper con el patriarcado”. Es el tener esas conversaciones difíciles con tu hermano o tu papá o tu pareja y no solo estar dispuesta a hablarle a la gente externa todo el tiempo. Yo hago eso.

Yo hago eso bastante. Siempre he hecho eso pero, a veces, siempre te sorprende cuando te das cuenta de que les organizadores y activistas en realidad no están hablando con su propia gente. Le están hablando a otra gente. Yo no le digo a la gente que haga algo que yo misma no estoy dispuesta a hacer.  

Creo que otra cosa es el realmente querer construir un movimiento feminista del siglo XXI que en verdad ofrezca oportunidades para que la gente explore y se emocione por el feminismo y que disipe algunas de las cosas que la gente cree. En particular, no se trata de odiar a los hombres, se trata de que en realidad odiamos el patriarcado.

¿Cómo describirías tus fortalezas de liderazgo?

Tengo una enorme visión. Tengo tantos planes, tantos sueños y visiones de lo que quiero hacer. Estos simplemente me llegan. Se siente como si se descargaran. Es — ¿Cómo dices esto? Sin sonar ególatra, o lo que sea, pero yo digo, no, es como– No sé si conoces la caricatura, “Es tan Raven”, cuando ella ve una visión y hace– Así se siente cuando se siente como que, “bueno, estoy recibiendo este mensaje”.

Soy vigorosa. Trabajo muy duro. [risitas] Soy divertida. Sé cómo motivar a un equipo. Soy muy buena para tomar ideas y proyectos grandes y complejos y desmenuzarlos. También soy muy buena para explicar conceptos e ideas. Sé cómo construir equipos y, además, soy organizadora, así que sé cómo conectar con la gente y mantener esa conexión. Digo, tengo relaciones realmente largas y profundas con la gente. 

Alguien más diría, “Fui a esta conferencia y bla, bla, bla”. Yo digo, “Fui a esta conferencia y ahora tengo muchísimas conexiones con la gente que conocí allí y, después, seguimos conectades y, luego, trabajamos juntes en proyectos y hacemos otras cosas juntes. Esa es la otra cosa que diría. Una de mis grandes fortalezas de liderazgo es que soy el enchufe. Literalmente, conecto a la gente, conecto recursos, muevo las cosas. Soy muy buena siendo el enchufe, la conexión. 

¿Qué te mantiene en este trabajo?

Actualmente, me estoy divirtiendo mucho. Sufrí agotamiento por exceso de trabajo y tuve que tomarme un descanso. Sé cómo se siente eso. Actualmente, estoy haciendo el trabajo que siempre he querido hacer. Afortunadamente, hay un equipo de personas con quienes lo realizo, y se siente como que– ellos le infunden vida. Estoy muy emocionada. Es la posibilidad de lo que estamos construyendo y lo que estamos haciendo. Incluso cuando sé de los desafíos que nos esperan, siento que lo que me mantiene en este trabajo son todos los años en los que recibí muchos raspones. Aprendí muchas lecciones.

En verdad, mis lecciones me han apoyado realmente. Siento que no es como una armadura, siento que simplemente he aprendido bien las lecciones y eso me ha permitido seguir aprendiendo. Esa es la otra cosa, también. Que pienso demasiado. Digo, y aún no hemos ganado, así que ahí tienes eso que me mantiene aquí. Hay muchas más personas. Insisto, es el amor por mi gente, por aquello que es posible, por la liberación. Me siento realmente extasiada de poder hacer esto. Después de todo este tiempo, aún sigo sintiéndome así.

Miriam Zoila Pérez
Miriam Zoila Pérez
Directore de Comunicaciones y Estrategia de Medios Digitales
Move to End Violence

Miriam Zoila Pérez (elle) es le Directore de Comunicaciones y Estrategia de Medios Digitales de Move to End Violence. Aporta al puesto más de una década de experiencia en escritura, estrategia digital y activismo. Aprendes más

Find Movement Makers

Self Care

Self Care

Are you interested in swapping out sabotaging habits for more sustainable practices to help you show up as your most impactful you?